• Estás en:Inicio
  • Pruebas de circulación del examen de conducir: una docena de jefaturas acumulan retrasos pese a la temporada baja

Pruebas de circulación del examen de conducir: una docena de jefaturas acumulan retrasos pese a la temporada baja

miércoles, 19 de octubre de 2016


Otras diez confían en que la situación mejore de aquí a fin de año, más que nada por la escasez de alumnos, habitual en esta época, pero temen que el problema se reproduzca cuando se aproxime la Navidad.

Los datos y las declaraciones que vienen a continuación corresponden a un sondeo hecho por AutoESCUELA el 6 de octubre.
 
La de Lérida es una de esas jefaturas donde la llegada del otoño, con el regreso de los jóvenes a las aulas universitarias, no ha deparado ningún alivio. De los cuatro puntos de examen con que cuenta la provincia, tres registran retrasos: Lérida capital, donde la prueba de circulación tiene una cadencia de tres o cuatro semanas; Seo de Urgel, donde es de 15 días, pero con un cupo que oscila entre tres y cinco alumnos por profesor, y Viella, en la que es frecuente que los alumnos ni siquiera sean citados al examen, pese a cumplir con los requisitos.
 

“Disponemos de cuatro examinadores –explica el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas, Raúl Viladrich– más un itinerante y otro en comisión de servicios, que se acaba de incorporar. En la última convocatoria de examinadores, salió una plaza para Lérida, pero me temo que quedará desierta, como viene sucediendo de cuatro años a esta parte.”
 

“La jefatura está imponiendo, mediante notas informativas, unos criterios que obligan a cantidad de aspirantes a recorrer casi 300 km para examinarse. Hay un descontrol total y las escuelas estamos muy molestas con la gestión. La situación es desastrosa”. 

 
Demoras y tapones
 
Parecido diagnóstico hace el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas de Las Palmas, José Suárez. “Aquí hay 17 examinadores en la plantilla de la jefatura, pero, debido a las bajas y a las vacaciones, están operativos no más de 10 u 11, a los que hay que añadir un par de funcionarios itinerantes. Sin embargo, es raro el día en el que trabajan todos. Ahora mismo, la cadencia de examen supera las tres semanas, y calculamos en unos 1.500 los alumnos pendientes de someterse a la prueba de circulación.”
 
“De cara al final de año, las cosas no pintan mejor, como de costumbre. Los días 3, 4, 5 y 9 de enero de 2017 sólo podremos presentar aspirantes a la prueba teórica; no así a la de circulación, para la cual no hay fecha hasta el 11 de enero, lo que conlleva que el último día en que se puede presentar alumnos para el examen práctico sea el 27 de diciembre. Si a esto le añades las vacaciones de los examinadores, el aumento de alumnos que quieren presentarse antes de volver a las clases, los días de fiesta, etc.., aguardamos un atasco de no menos de un mes”.
 
Mil quinientos aspirantes en la cola
 
La Comunidad Valenciana sigue padeciendo de modo agudo la escasez de examinadores. Es el caso de Castellón. Nos dice el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas, Antonio Pertegaz: “Actualmente tenemos (desde la fecha de presentación a la del examen) un retraso de 37 días naturales y el problema va a más."

"Ciframos en torno a 1.500 los aspirantes afectados por la demora. Después de intensas negociaciones con la Jefatura Provincial de Tráfico de Castellón, ésta nos ha anunciado que van a solicitar a la DGT examinadores itinerantes, los cuales podrían venir no tardando mucho. También se está estudiando la posibilidad de que los funcionarios hagan horas extras, pero éstos no parecen tenerlo muy claro”.
 
Problemas, también, en Alicante
 
“En Alicante –nos indica el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas, Alfonso Carrillo– el retraso está ahora mismo en 30 días justos, pero prevemos un empeoramiento grave de la situación”.
 

“Si no se toman medidas drásticas, como pueden ser la creación de nuevos examinadores o la utilización de horas extra, la situación no se va a solucionar"*

*Se han modificado las declaraciones del presidente de Alicante, Alfonso Carrillo, porque ha habido un error en la interpretación de las mismas, ya subsanado.

 
El low cost agrava la precariedad del servicio
 
En Guipúzcoa las perspectivas tampoco son muy halagüeñas, tal y como detalla el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas, José Ángel Bengoetxea. “Estamos con una plantilla de cuatro examinadores (pero uno es sindicalista, con lo que eso conlleva) y otros tres itinerantes; hay una jubilación prevista para finales de este mes. Examinamos cada 10 u 11 días.”
 
“Además del descenso del número de funcionarios, el problema se agrava debido a las autoescuelas low cost (bajo coste), ya que, al no haber cupo de alumnos por profesor, hay días en los que un examinador atiende solamente a los alumnos de un profesor, y, si no concluye durante la jornada, continúa con ellos al día siguiente. Ahora bien, la autoescuela low cost hace un uso intensivo del examen, ya que prepara a sus alumnos a toda prisa y de cualquier manera; de lo contrario no podría ofrecerles unos precios tan bajos, con lo cual pagamos justos por pecadores”.
 
Peliagudo problema
 
Su colega navarra, Isabel Foncillas, refiere unas dificultades similares.  “Aquí nos regulan desde tráfico, por lo que examinamos cada 18 días, pero a costa de no poder presentar todos los alumnos que queremos.  Ahora llevamos al examen de circulación seis alumnos por profesor, pero los funcionarios itinerantes se van el 4 de noviembre, por lo que pasaremos a presentar cuatro alumnos por profesor o quizá menos. En Navarra únicamente hay tres examinadores y medio (el coordinador), por lo que en verdad el problema es peliagudo”.
 
Leve mejora, pero no para tirar cohetes
 
En Baleares vienen de un tiempo peor, sin que el actual conceda mucho margen para el optimismo. Nos lo cuenta, Antonia Català, que es la máxima responsable de la Asociación Provincial de Autoescuelas. “Gracias a las horas extra y a los refuerzos, se ha disuelto el tapón que teníamos, pero ahora estamos examinando cada tres semanas."

"En la plantilla actual hay un coordinador, dos examinadores que intervienen poco en el examen de circulación (ya que desempeñan tareas de oficina, supervisan el examen teórico y hacen las pruebas de pista), otros dos examinadores de baja prolongada y sólo ocho en activo, de los cuales uno actúa en Menorca, que no tiene ninguna plaza cubierta. E Ibiza sigue también sin examinadores en la plantilla (allí trabajan dos itinerantes). En definitiva: no estamos como para tirar cohetes”.

Toledo opta por la autorregulación

En Toledo hay cinco grupos de examen: tres en la capital, uno en Talavera de la Reina y otro en Quintanar de la Orden. (En realidad, son seis, porque uno de los grupos de la capital se ha desdoblado, dada la afluencia de autoescuelas de Madrid que llevan a sus alumnos a Toledo para que se examinen.)
Con todo, en la capital la cadencia de la prueba de circulación es una vez cada 20 días.

Mucho peor lo tienen en Talavera y, sobre todo, en Quintanar de la Orden. Nos lo detalla el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas, Antonio Gutiérrez: “No tenemos ningún examinador de baja prolongada y aquí examina hasta el coordinador, no como ocurre en otros lugares. Sin embargo, la jefatura está desbordada. En Talavera el problema es que los examinadores no duran, ignoro el motivo concreto, con lo cual, para dar el servicio, es imprescindible recurrir a la plantilla de Toledo. Ahora bien, Talavera está a más de 80 kilómetros. Se pierde mucho tiempo en ir y volver. Nos han dicho que hay un funcionario haciendo el curso de examinador, que podría incorporarse en breve a Talavera. A ver si es verdad y dura en el puesto más que sus colegas.”

“Lo de Quintanar es tremendo. Como el retraso de las pruebas prácticas era de dos meses, las autoescuelas acordamos suspender las presentaciones. Ha habido unanimidad en el sector, incluso las autoescuelas de Madrid han mostrado su conformidad. La idea es averiguar exactamente la cantidad de profesores que acuden al examen, al objeto de autorregularnos. Dado el atasco existente, preferimos que cada profesor lleve un par de alumnos a la prueba de circulación una vez por semana, antes que continuar como hasta ahora.”

En Quintanar la jefatura suprimió el examen teórico a finales del año pasado. “Había una gran cantidad de extranjeros que se aprovechaban de que el test era en papel y no se renovaba. No obstante, nosotros nos opusimos a la medida porque alrededor de Quintanar hay puntos de examen de otras provincias que también tienen el test en papel. De modo que quitar el teórico en Quintanar no solucionaba ningún problema, simplemente lo desplazaba, y era discriminatorio. Y así se lo dijimos al jefe provincial, Francisco Javier Caparrini.”

“Lo que pasa con el examen práctico en Quintanar está íntimamente relacionado con la afluencia de aspirantes que provienen de localidades de Madrid, como Parla y Fuenlabrada. A veces hemos tenido carpetas con 200 aspirantes, cuando la capacidad de examen era de 80. Si con respecto a los alumnos que se presentan a la prueba por primera vez ya representa un problema considerable, imagínese lo que entraña para los que suspenden. ¿Es admisible que entre el primer examen y el segundo transcurra mes y medio? Así es imposible formar buenos conductores.”

“No sé si parecerá muy fuerte lo que voy a decir, pero en mi opinión habría que obligar a los aspirantes a conductores a examinarse allí donde tienen su residencia habitual, como ocurre, por ejemplo, con el CAP.”

 
Sorpresas desagradables
 
En Granada esperaban que el otoño y la reanudación de los exámenes en Almería y Jaén contribuyesen a la normalización del servicio. Creían de buena fe que a partir del 14 de octubre volvería a la cadencia normal de las pruebas prácticas (una vez por semana), aunque no preveían un lecho de rosas.

Sin embargo, el mismo 14 la jefatura comunicó a la Asociación Provincial la suspensión de la presentación (hasta nuevo aviso) de las solicitudes para las pruebas de circulación. ¿El motivo? Palabras textuales: “Organizar adecuadamente la realización de las pruebas para la obtención del permiso de conducción”.

En Sevilla ha sentado mal que la jefatura haga vacaciones del 27 al 30 de diciembre, máxime cuando la cadencia del examen práctico ha pasado de 10 a 13 días. Esta disposición ya le había sido comunicada a la Asociación Provincial de Autoescuelas, que preside Eva Martínez, a finales de enero, pero las autoescuelas habían pedido a la jefatura que la reconsiderase, en vista de la evolución de los acontecimientos. Los esfuerzos no han dado fruto. 
De modo que la última presentación de solicitudes en Sevilla será el día 21 de diciembre. Esos aspirantes se examinarán el 2 de enero del año entrante. 

Cambio a peor
 
Hay jefaturas en las que antes no había problemas o los había mínimos y que han experimentado un cambio a peor. Pondremos dos ejemplos: en Lugo las dificultades comenzaron en julio de este año. “Se están realizando las pruebas de circulación –declara el presidente de las autoescuelas lucenses, José Luis García–, a los 13 ó 14 días de la presentación de las solicitudes, lo que supone un elevado retraso, pues lo normal era que se llevasen a cabo al tercer día de haber hecho las correspondientes solicitudes.”
 
“Tan es así, que no hemos programado presentaciones de solicitudes de examen durante una semana de este mes, a fin de poner solución al retraso en las pruebas prácticas”.
 
Y su homólogo de Valladolid, Sergio Díaz, muestra una inquietud análoga. “La situación empieza a ser preocupante. Estamos examinando cada 10 u 11 días hábiles, lo que supone cierta demora en las pruebas. Como el número de examinadores ha bajado de ocho a seis, me temo que, de aquí a finales de año, la cosa no va a mejorar, máxime cuando los funcionarios disponen todavía de muchos días de vacaciones”.

 
 
Comparte este contenido en tu red social favorita

Noticias relacionadas


Acerca de CNAE


La Confederación Nacional de Autoescuelas representa al 90% de los empresarios que dedican su actividad a las enseñanzas teórico-prácticas de la conducción de automóviles, es decir, las escuelas de conductores ante la Administración, Sindicatos y organizaciones empresariales.

Contacto


+34 91 352 02 57

info@cnae.com

Avda. Juan Pablo II, 54
     28223 Pozuelo de Alarcón (Madrid)