Casi 500 internos han obtenido el permiso de conducción en prisión

Casi 500 internos han obtenido el permiso de conducción en prisión


Gracias al programa «Universalización de la educación vial en los centros penitenciarios», en el que colabora CNAE, 1.675 internos e internas han superado la prueba teórica y 494 ya tienen el permiso. Así lo explicó en secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, el 27 de julio en un acto en Madrid junto al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. 


Según el Informe integral sobre seguridad vial y su incidencia en el ámbito penitenciario, en las cárceles dependientes de la Administración General del Estado hay 4.542 personas privadas de libertad con algún tipo de delito relacionado con la seguridad vial, el 9% de la población penitenciaria. De ellos, 1.159 tienen como delito principal uno contra la seguridad vial (un 2,3% de los internos).


El 97,3% de las personas en prisión por delitos relacionados con la seguridad vial son hombres, frente al 2,7% de mujeres. Así, la radiografía de este tipo delictivo determina que se trata de un varón con una edad media de 40 años (39,8), de nacionalidad española, con condenas inferiores a tres años por conducir sin permiso o sin vigencia del mismo (54,4%), de forma temeraria (16,7%) o bajo influencia de bebidas o análogas (16,7%).
 

Grande Marlaska explicó que «el estudio nos devela que los delitos relacionados con la conducción de vehículos a motor llevan a prisión a un número cada vez más elevado de conductores».

 

El informe recoge que de estos penados, 26 personas se encuentran en la cárcel por estar acusadas o condenadas por homicidio imprudente con vehículo a motor. Este delito representa el 0,7% del total de delitos por homicidio y el 20% de los homicidios imprudentes. Es decir, uno de cada cinco homicidios imprudentes se produce con un vehículo a motor

 

CNAE: 10 años impartiendo formación en las prisiones

El secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, explicó que desde el 2010 está implantado el programa de intervención «Universalización de la educación vial en los centros penitenciarios», en el que colabora la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE). El objetivo del mismo es sensibilizar a los internos sobre la importancia que tiene el comportamiento cívico y respetuoso con las normas a la hora de ponerse ante un volante. Asimismo, facilita la preparación para la obtención del permiso de conducir, permisos profesionales o la recuperación de puntos.

CNAE colabora con Instituciones Penitenciarias impartiendo clases de conducción, tanto teóricas como prácticas, a los reclusos y, a lo largo de estos diez años, 1.675 internos e internas han sido aptos para sacarse el teórico del carnet de conducir de los 2.501 que se han presentado. 

Con relación a los aptos del examen práctico, los datos se refieren al período 2010-2016. Durante esos seis años, un total de 494 han conseguido el permiso de conducir, 463 eran hombres y 31 mujeres.