La formación de conductores presencial y obligatoria, clave en la mejora de la seguridad Vial

La formación de conductores presencial y obligatoria, clave en la mejora de la seguridad Vial

Esta es la conclusión que se desprende del estudio «Justificación de un sistema de formación obligatoria teórica y práctica para la obtención del permiso de conducir». Se trata de una investigación pionera llevada a cabo por el Instituto Universitario de Tráfico y Seguridad Vial de la Universidad de Valencia (INTRAS), con la colaboración de la Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE).

 

En el trabajo se han analizado, desde diversas perspectivas, las razones por las que es aconsejable un cambio en el sistema español de la enseñanza de la conducción.

Se trata de un documento de más de 400 páginas que recoge las conclusiones de los principales investigadores europeos, las recomendaciones de las autorides de la UE, los resultados de una vasta y profunda encuesta a los conductores españoles, hecha por el propio INTRAS, un informe comparativo de la formación vial en 31 países del Viejo Continente, etc.

La evidencia científica

Se han recopilado estudios científicos realizados por grupos de comprobado prestigio que ponen de relieve el valor de la formación presencial para la mejora en la seguridad vial. El trabajo reúne artículos en los que se analiza, entre otras cosas, la influencia de la edad en la formación, la adecuación de las pruebas teóricas y prácticas, la percepción de riesgo de los jóvenes, la educación previa y posterior a la obtención del carné, etc.

El informe de la Directiva Europea 2006/126/CE

Un estudio encargado por la Comisión Europea, llamado Study on driver training, testing and medical fitness (Estudio sobre entrenamiento de conductores, pruebas y estado físico), actualiza las conclusiones del análisis efectuado en el año 2006 que introduce el concepto de obligatoriedad en la formación para la obtención del permiso de conducir.

Se ha procedido a una importante revisión de la normativa al respecto, y destaca la gran cantidad de países del continente en que es obligatoria la formación de los futuros conductores. También se han recogido las buenas prácticas fuera de Europa (Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda o Australia).

Grupo de Trabajo VIII del C.S.T.

El Consejo Superior de Tráfico (C.S.T.), Seguridad Vial y Movilidad Sostenible, organizó en mayo de este año unos grupos de trabajo para analizar y proponer modificaciones en la Ley de Seguridad Vial. Uno de ellos es el Grupo de Trabajo VIII, el cual determinó diferentes razones para plantear la obligatoriedad en la formación para las pruebas de conducción, que fueron aprobadas de forma general.

Estudios sociológicos sobre la formación vial

Se realizaron encuestas en tres sectores de la población: conductores en general, aspirantes a obtener el permiso de conducir y asistentes a cursos de recuperación de puntos.

Los resultados a grandes rasgos demuestran que la mayor parte de españoles cree de forma errónea que es obligatoria la asistencia a las autoescuelas para obtener el permiso de conducir. Asimismo, en los tres grupos de encuestados consideran que la obligatoriedad de la formación bajaría los índices de siniestralidad. Por último, la temática con mayor demanda es la relacionada con la conducción en condiciones climatológicas adversas, y la sensibilización e información sobre factores de riesgo.

La formación en otros países europeos

Se analizaron las legislaciones y sistemas de formación de 31 países europeos incluyendo España. El estudio evidenció que se han armonizado los tipos de permiso de conducir según la norma definida en la Directiva 2006/126/CE. No obstante, no se ha regulado la formación de conductores; cada país es libre de establecer los recursos destinados a la instrucción. Aun así, de todos los países analizados únicamente 6 no han hecho obligatoria la enseñanza teórica y práctica de la conducción. (España está entre esos 6, pese a que existe una formación obligatoria teórica y práctica para el permiso de la clase A.)

La conclusión principal del estudio es la necesidad de introducir un sistema teórico-práctico obligatorio para los aspirantes a obtener el permiso de conducción en nuestro país, como parece ser que va a suceder en breve.

 

A %d blogueros les gusta esto: